La dieta cetogénica – cómo tomar mejores decisiones

Tanto si eres un aspirante a atleta Olímpico o un adicto a la comida basura, eliminar el azúcar y los carbohidratos poco saludables de tu dieta es una decisión que mejorará tu calidad de vida. Para que tu cuerpo alcance el estado de cetosis tienes que decirle adiós a la gran mayoría de carbohidratos y mantener una dieta rica en grasas saludables.

Quizás puede parecer una decisión difícil, pero los beneficios harán que todo valga la pena cuando veas que puedes tener un físico infinitamente mejor y sentirte genial.

Tomar la decisión: las dietas altas en carbohidratos frente a las dietas bajas en carbohidratos y la dieta cetogéncia

Cuando sigues una dieta estándar basada en un alto consumo de carbohidratos, los niveles de azúcar en la sangre se elevan y descienden con cada ingesta de comida.

Cuando estos niveles bajan, también disminuye tu energía. Puedes notarlo especialmente por la tarde después de comer, cuando te sientes cansado y lo único que tu cuerpo te pide es hacer una siesta.

Si te preguntas por qué la gente consume tantos carbohidratos, entra en un supermercado convencional y observa cuáles son los productos de alimentación que dominan en las estanterías. En su gran mayoría son productos altamente procesados, endulzados con azúcares añadidos, saborizantes y conservantes artificiales.

Por suerte, hoy en día tienes mejores opciones a tu alcance. Opciones que te aportan un buen flujo de energía a lo largo del día en vez de provocar su decaimiento.
Opciones que eliminan esos intensos antojos de comida, permitiéndote a la vez quemar la grasa corporal.

Una dieta cetogénica implica:

  • Deshacerte de la mayoría de los carbohidratos de tu dieta. Ya no los necesitarás!
  • Comer muchas grasas saludables como aceite de coco, nueces, semillas, aceite de oliva, pescado azul…
  • Consumir cantidades moderadas de proteína

En un estado de cetosis, haces que tu cuerpo pase hambre de carbohidratos. Tu cuerpo compensa esta situación al convertir las grasas en tu principal fuente de energía. La grasa se convierte en moléculas llamadas cetonas y cuando el número de cetonas en tu cuerpo se eleva por encima de un determinado nivel – alcanzas un estado de cetosis. ¡Y es aquí cuando la magia sucede!

En estado de cetosis, puedes perder peso rápidamente ya que tu cuerpo aprende a quemar grasa de manera más eficiente.
Notarás una mayor concentración a lo largo del día, ya que tus niveles de azúcar en la sangre no subirán y bajarán como una montaña rusa.
Tu apetito se vuelve más saludable – tus antojos de azúcar irán decreciendo hasta desaparecer

Cómo tomar mejores decisiones

Para aprovechar mejor las opciones saludables que tenemos disponibles, primero necesitas más información. Al leer sobre los beneficios de la alimentación baja en carbohidratos o de la dieta cetogénica te estás armando de más razones para hacer un cambio.

Tómate el tiempo de averiguar sobre diferentes ingredientes y los tipos de alimentos. Aprende a leer las etiquetas nutricionales. Infórmate sobre lo que le estás dando a tu cuerpo y prueba diferentes alimentos y recetas.

¿Los alimentos que tienes en tu cocina son orgánicos? Esto obviamente depende de tus prioridades. La gran mayoría de productos en un supermercado convencional suelen ser muy procesados, contienen ingredientes que no son naturales, además de saborizantes artificiales y conservantes para alargar las fechas de caducidad.

Por el contrario, lo alimentos orgánicos se producen de manera que no usan químicos, conservantes o cualquier otro ingrediente artificial. Si bien el apostar por lo orgánico no parece ser gran cosa ahora, tu cuerpo te lo agradecerá en el futuro.

Creatividad en la dieta cetogénica

Cuando la dieta cetogénica se volvió popular hace algunos años, mucha gente tiraba la toalla muy pronto, argumentando como principal razón el aburrimiento. No querían pasar sus vidas comiendo solamente carne, huevos y aguacates todos los días.

Desde entonces, ha habido muchos avances en recetas adaptadas a la dieta cetogénica, nuevos lanzamientos de productos y de ideas creativas. La dieta cetogénica puede ser divertida e interesante. Aunque hay muchas cosas innovadoras, estos son tres ejemplos de productos que siempre deberían estar en tu despensa:

  • Aceite de coco – Después de que su popularidad se disparó en los últimos años, se convirtió en el «mejor amigo» de muchos seguidores de la dieta cetogénica. Es alto en TCM (triglicéridos de cadena media), que son un tipo de de grasa que tu cuerpo convierte fácilmente en energía en forma de cetonas. Una o dos cucharadas llenas te proporcionará un aumento de energía y te ayudará a eliminar los antojos de carbohidratos.
  • Semillas de chía – Este súperalimento es un excelente suplemento natural para tu dieta. Es alto en hierro, calcio y magnesio y lo puedes añadir a prácticamente lo que quieras. Ya sea a una ensalada, sopa, yogurt o bebidas.
  • Mantequilla de almendras – Las mantequillas de frutos secos bajos en hidratos de carbono* son geniales siempre que sean totalmente naturales. Asegúrate de que no tengan azúcares añadidos.
  • Harina de almendras – aliada indispensable como alternativa a la harina de trigo
  • Leches de frutos secos – principalmente de almendras por su mínimo contenido en carbohidratos

*como almendras, nueces de macadamia, nueces pecanas, avellanas o cacahuetes.

Desde pizzas cetogénicas y pan ceto con harina de almendras, hasta hamburguesas y galletas de coco. Siempre hay una alternativa saludable baja en carbohidratos para satisfacer tus antojos y fortalecer tu salud.

Si te decides por cambiar tu estilo de vida hacia una alimentación keto o baja en carbohidratos, estaremos a tu lado en cada paso del proceso!

Te esperamos para compartir contigo:

  • Deliciosas recetas
  • Consejos para que no pierdas la motivación
  • Respuestas a todas tus preguntas sobre la alimentación cetogénica y baja en carbohidratos.
  • Datos curiosos y guías de salud
  • Otras recomendaciones para mejorar y optimizar tu salud

Hasta la próxima!

Deja un comentario