Una Navidad baja en carbohidratos es posible ¡No estás sol@!

Las luces se encienden, la diversión comienza y tus nuevos hábitos nutricionales pasan por la prueba definitiva. Las fiestas de Navidad ya están aquí!

Comilonas, cenas, turrones, dulces, cava … ¿está tu nueva forma de alimentarte condenada al fracaso en estas fechas? ¡Por supuesto que no!

Quizás te hará falta un poco de fuerza de voluntad, pero sigue leyendo y te daremos las claves que necesitas para mantener tus macros a raya estas Navidades.

Algunos consejos generales que conviene no perder de vista

Come de forma consciente
Párate unos segundos y piensa antes de servirte por inercia, te ayudará a elegir mejor. No tienes por que probar tooooodo lo que hay en la mesa, pero, si de verdad te apetece, también puedes hacerlo. Sólo tienes que controlar el tamaño de las porciones

No caigas en aquello de de perdidos al rio
No da lo mismo ocho que ochenta, ni fisiológica ni psicológicamente. Cada comida, cada cena, incluso cada bocado es una oportunidad para volver al buen camino 😉

Los brindis, con vino blanco seco o vino tinto
Si estás en cetosis probablemente te sacará por un período breve, pero es una opción preferible a la cerveza o los cócteles que son especialmente altos en azúcares

¿Qué tal algún que otro ayuno intermitente?
Si notas que, pese a tus intentos, el plan no está yendo 100% como habías pensado y estás comiendo mucho más de la cuenta, te aconsejamos periodos de ayuno adaptados a tus horarios y preferencias.

 

Un recordatorio rápido… ¿Qué debes priorizar?

A menos que seas una persona extremadamente activa, probablemente debas limitar los carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra) a 20 g por día para la cetosis.

Recuerda, estos son algunos de los alimentos que debes priorizar:

  • Verdura de hoja
  • Huevos
  • Frutos secos y semillas (excepto anacardos, pistachos y cacahuetes)
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aguacates
  • Carne y aves de corral
  • Pescado y marisco
  • Lácteos como quesos curados y yogur griego

Un recordatorio rápido… ¿Qué debes evitar?

Evita o reduce al mínimo:

  • Granos: pan, pasta y arroz
  • Patatas, calabaza, boniato, yuca
  • Legumbres
  • La mayoría de las frutas, especialmente las frutas tropicales como plátano y mango
  • Cualquier cosa con azúcar añadida: tortas, dulces, turrones, chocolates…
  • Lácteos desnatados o azucarados

Y si al final te has pasado de la raya más de lo deseado…

Pues es normal, no excederse durante las navidades es difícil especialmente al principio. En función del tiempo que lleves con una alimentación cotegénica o baja en carbohidratos te costará más, menos o absolutamente nada no caer en la tentación.

De todas formas, si te encuentras consumiendo carbohidratos, recuerda: ¡NO ES EL FIN DEL MUNDO! Disfruta y aprecia cada bocado.

Luego, una vez que hayas eliminado cualquier antojo de carbohidratos de tu sistema, simplemente puedes volver a comprometerte con tu estilo de vida original. El ayuno intermitente definitivamente puede ayudarte a volver a la cetosis.

Y recuerda, como dice  el genial Marcos de Fitness Revolucionario:

Lo que comes entre Año nuevo y Navidad
es mucho más importante
que lo que comes entre Navidad y Año nuevo

 

Deja un comentario