¿Qué es la clean keto?

Keto-clean

Éste es un post de invitada de Marina Ribas Torres. A través de su perfil de IG y de su podcast, Marina divulga y comparte contenidos sobre bienestar, salud,  y alimentación estilo low-carb y cetogénica (#ketomedierránea).

___

Si estás familiarizado con el mundo keto, habrás visto que existen muchas formas de comer dentro de la misma dieta.

Comer keto significa comer alto en grasas, moderado en proteínas y bajo en carbohidratos. El concepto es sencillo y hasta aquí lo solemos tener bastante claro.

Lo complicado viene cuando toca elegir los alimentos con los que aportaremos todos esos macronutrientes diariamente a nuestra dieta.

Cuando pensamos en una dieta alta en grasas nos viene a la cabeza una barra libre de bacon, carne a la brasa, quesos, mantequilla… ¿Verdad?

Pero lo cierto es que hay muchísimos alimentos ricos en grasa más allá de los clásicos de origen animal. No quiero decir con esto que esté mal comer este tipo de grasas. En absoluto. Pero tenemos opciones muy sostenibles y de orígenes variados en las que apoyar nuestra ingesta de grasas.

Por ejemplo, alimentos como el aguacate, el coco ( y su magnífico aceite), el AOVE o las sardinas que, además, sabemos que tienen propiedades antiinflamatorias y que pueden ayudarnos a mejorar síntomas asociados a enfermedades de tipo digestivo y autoinmune.

Keto no significa comer solamente alimentos ricos en grasas. Significa que conformarán el 70% aproximadamente de nuestra ingesta calórica diaria, pero sin olvidar que la base de nuestra alimentación serán los vegetales de baja carga glucémica acompañados por una porción adecuada de proteínas.

Keto puede ser un bulletproof coffee o bien una ensalada con hojas verdes variadas, aceitunas, salmón marinado, chucrut y semillas de cáñamo. Ambos platos pueden suponer perfectamente 400kcal de nuestro total diario, pero de formas muy distinas: mientras que el primero nos aporta grasa en estado puro, el segundo nos aporta fibra (ligada normalmente a una sensación más grande de saciedad), vitaminas y minerales, textura (y masticación), etc.

Cafe-bulletproof
Foto de Marina Ribas

Las dos opciones son válidas dentro de la dieta keto, pero debemos encontrar el equilibrio que nos permita disfrutar de ambos sin perjudicar nuestra salud.

Uno de los alimentos de los que más se abusa en una dieta cetogénica suele ser el queso. Es una fuente magnífica de grasa saturada principalmente y, si el origen es bueno, es un alimento de calidad y con alta densidad nutricional.

Sin embargo, rebañar todos y cada uno de nuestros platos en quesos, cremas agrias, natas y demás derivados lácteos puede que no sea la opción más saludable para todo el mundo, sobre todo para aquellos que utilizan la dieta cetogénica de forma terapéutica.

En algunas enfermedades autoinmunes y de tipo hormonal, el exceso de lácteos puede provocar una respuesta inflamatoria y alterar el funcionamiento normal de nuestro sistema digestivo e inmunitario. Es por eso que se debe evitar su consumo o bien moderarlo con lácteos mejor tolerados como sería el caso del ghee o la mantequilla clarificada (mejor de cabra).

¿Cómo podría ser un día en la dieta clean keto?

  • Tortilla de dos huevos con aguacate y jamón ibérico + café.
  • Salmón en papillote con ghee, berenjena y calabacín + chips de coco.
  • Curry de pollo con verduras y leche de coco.

¿Te habías planteado alguna vez que existían formas distintas de abordar una dieta cetogénica? ¿Cómo definirías la tuya?

Marina Ribas Torres

Me llamo Marina Ribas y me dedico a redactar, divulgar y compartir contenidos sobre alimentación, bienestar y salud. Me gusta hacerlo de un modo práctico y fácil de entender. En casa llevamos una alimentación estilo low-carb y cetogénica. Yo la llamo dieta #ketomedierránea, haciendo honor a la isla donde vivo y a su magnífico producto.

Deja un comentario